Ante la falta de potencia del motor original del SEAT 600, desde siempre, los propietarios han buscado la manera de incrementar dicha potencia. Para ello, las fórmulas más extendidas entre los aficionados en general, son la sustitución del motor original, por otro de arquitectura parecida, pero que de en origen mayor caballaje. Estos motores no son otros que los originarios del SEAT 127, en sus variantes 903 y 1010 CC, a los que en determinados casos, se les aumenta ligeramente la potencia, modificando la carburación o escape.

También nos encontramos con el motor originario del autobianchi Abarth, que rinde ya sus buenos 70 CV y satisface prácticamente las necesidades de casi todos los aficionados que buscan sensaciones fuertes bajo el acelerador. El problema actual de este motor, es el precio de su adquisición en el mercado de segunda mano y el coste de su posterior puesta a punto, que en muchos casos, implica el desmontaje completo del motor y la sustitución de elementos gastados o dañados, que el el caso de cigüeñales, pistones o bielas, incrementan significativamente el importe final a desembolsar, sin dejar de mencionar que el mercado está bastante limitado y algunos repuestos son de muy difícil adquisición.

En tiempos recientes, ha entrado también en este mercado, los motores originales de los SEAT panda, que no dejan de ser evoluciones del 127, aunque con una entrega de potencia algo menor o cuando menos, más suavizada. A su favor tienen una valoración por ahora bastante baja y gran facilidad para comprar recambios nuevos en cualquier tienda de recambios actual.

A medio camino entre los motores de 127 y los Abarth, también se han llegado a adaptar motores del SEAT 850, aunque muy posiblemente para evitar su instalación en el 600 de forma sencilla cuando este modelo salió al mercado, la propia SEAT lo diseño con un sentido de giro contrario al del 600, lo que obliga a realizar algunos cambios antes de proceder a su instalación.

 

De igual modo, desde el primer SEAT 600 que pasó por las manos de MANTRA, se ha buscado la forma de conseguir un aumento de potencia de su motor. Son muchos años compaginando el trabajo de un taller mecánico con la afición al SEAT 600 y fruto de ellos, han nacido algunas de las preparaciones que desde esta Web se ofrecen.

En lo referente al motor, la oferta de MANTRA se centra en dos líneas de trabajo diferentes:

La primera se centra en la reconstrucción y reparación de motores originales de 127 y Abarth. Estos motores pueden ser del propio aficionado que lo lleva al taller para su puesta a punto, o también de los fondos propios del taller. En cualquiera de los dos casos, los motores siempre se desmontan completamente, se revisan todos sus elementos y a la hora de proceder a su montaje, se sustituyen todos los elementos que presenten algún tipo de desgaste o daño, así como los juegos completos de juntas.

Lógicamente, el precio de cada uno de estos motores ya una vez finalizados, varía sustancialmente en cada caso, dependiendo de las piezas que se hayan tenido que sustituir y de los trabajos de rectificación, equilibrado y cromados que se necesiten realizar.

 

 

La segunda línea de trabajo se basa en la potenciación de motores originales de 600, destinada a aquellos aficionados que priman más, la originalidad del coche, que las prestaciones, aunque buscan ese plus de potencia que les permita afrontar recorridos manteniendo una velocidad similar a la de cualquier otro turismo, siempre dentro de las limitaciones de cada tipo de vía.

Es en este caso, donde se puede facilitar un precio básico, para la preparación estándar de MANTRA, consistente en aumentar la cilindrada del bloque motor original y adaptando una culata de origen SEAT 850. Como en el caso anterior, dependiendo del estado del motor del que partamos y el grado de preparación demandado por el propietario, así como las piezas aportadas por el mismo, el precio final variará sustancialmente, pero el montaje estándar partiendo de un motor de nuestro almacén, al que se le obtienen unos 40 CV teóricos a 5.800 RPM (a falta de medir en banco de potencia) es de 2.500 euros. En este precio se incluyen todos los trabajos y piezas necesarias para entregar un motor listo para su instalación en el coche, incluido un equipo de embrague  nuevo y convenientemente adaptado a las nuevas necesidades de potencia. No se incluye en el precio, el coste de instalar el motor en el propio coche, ni las modificaciones que se precisaran realizar en el coche para su adaptación correcta, como pueden ser el cambio de las líneas de arranque y masas, modificación del motor de arranque o sistema de alimentación de gasolina, mejora refrigeración...etc.

A fin de abaratar la adquisición de un motor de estas características, el interesado puede aportar su propio motor, descontando el valor de los elementos aprovechables.

Bajo estas líneas, pueden ver uno de los motores potenciados que han salido de MANTRA.